Periquito Barrado
  AGAPORNIS TARANTA
 

 

 

                       AGAPORNIS TARANTA O DE ABISINIA


 

                                        MACHO                                 HEMBRA





Nombre científico: Agapornis taranta.

Otros nombres: inseparable de Abisinia.

Descripción: el macho adulto tiene un bonito plumaje verde intenso, con matices
amarillentos sobre el vientre.

Tiene la frente roja y un anillo perioftálmico del mismo color.

También es de este color el pico.  

La parte interior de la alas es negra o marronácea.

La cola tiene la punta negra y las plumas laterales poseen pequeñas franjas
amarillas.

El iris es marrón, y las patas presentan un color gris claro.


La hembra adulta es de color verde homogéneo, incluso en la frente, cerca del anillo perioftálmico, y en la zona interior del ala.  

Los jóvenes son de un verde ligeramente menos brillante y tienen el pico amarillo, con manchitas negras en la unión de la parte superior.

 Los machos jóvenes tienen la parte interior del ala de color marrón oscuro, y adquieren la coloración roja en la cabeza alrededor del cuarto mes.

Tamaño: es un agapornis de talla media, de unos 16,5 cm.

Dimorfismo sexual: evidente (veáse descripción).

Localización y ambiente natural: vive en las colinas y montañas de Abisinia, Eritrea y Etiopía.


Prefiere los bosques densos, incluidos los de hoja perenne, entre los 1.300 y los 3.200m. de altura, aunque ha sido visto también en zonas más bajas y en bosques de enebros.

Alimentación: se alimenta de semillas, fruta, yemas y bayas, que recoge principalmente de los árboles. Le entusiasman los higos y adora vivir en las plantas de arjorán (Ficussycamorus).

En cautividad, la dieta básica está constituida por semillas secas, bizcocho al huevo, fruta (sobre todo higos frescos y secos) y semillas germinadas (especialmente negrillo).

 Es indispensable completar la dieta con sales minerales en polvo.

Reproducción: construye un nido bien henchido en los huecos de los árboles; a veces aprovecha los agujeros abandonados por los pájaros carpinteros, que a menudo utiliza también para dormir en la estación no reproductora.

 El periodo reproductor está comprendido entre los meses de octubre y marzo; en él, la hembra pone de 3 a 4 huevos y los incuba durante 25 días.

Los polluelos salen del nido al cabo de 50 días.

Para reproducirse en cautividad necesita mucha tranquilidad y una jaula espaciosa y dotada de al menos dos cajas nido.

Comportamiento: incluso cuando terminan el periodo reproductor, las parejas llevan una vida apartada.

 No son raros los casos de Agapornis taranta dotados de un marcado sentido territorial. A veces pueden mostrarse agresivos ante parejas de su propia especie.


Siempre es fácil observar ejemplares de esta especie viviendo en grupo: se trata de
bandadas poco numerosas de entre 10 y 20 ejemplares, que se desplazan en busca de comida.

Canto: está formado por una secuencia de notas altas y agudas emitidas de forma
intermitente.


Vida en cautividad: puede vivir perfectamente tanto en jaula como en pajarera, pero pierde su natural sociabilidad; por esta razón, las parejas deben vivir aisladas.

Es bastante fuerte y resistente, pero se reproduce con mucha más dificultad que el resto de agapornis.


Presencia en el mercado: no se encuentra con facilidad en los comercios especializados.


Medidas comparadas: al comparar varios ejemplares machos y hembras de Agapornis taranta, se ha podido observar que las medidas medias de las alas, cola y tarsos son, respectivamente: en los machos de 101,5 mm., 46,6 mm. y 14,7 mm.,

 en las hembras 100,5 mm., 45,5 mm. y 14,2 mm.

 

 

 

 

Sir Henry Stanley le dio a esta especie el nombre científico de Agapornis taranta taranta.

Fue descubierto alrededor de 1814 en las zonas central y este de Eritrea, vive en zonas montañosas a una altura de entre 1300 y 2000 metros, debido a esto está acostumbrado a temperaturas bajas.

El nombre taranta proviene de un puerto de montaña.

 Algunas personas afirman que el taranta cría una vez al año mientras que el nanus cría dos.

El Agapornis taranta presenta dimorfismo sexual, normalmente el macho tiene la frente, las mejillas y un pequeño anillo alrededor del ojo de un color rojo brillante. Las plumas de debajo del ala son negras.

Las hembras carecen de estas zonas negras y rojas aunque ambos sexos tienen el pico rojo. Con un tamaño de 16.5 cm el taranta es el agapornis más grande de todos.

En libertad se juntan en grupos pequeños y descansan en los huecos de los árboles aunque cuando crían se separan en parejas.

 Las hembras hacen un nido estrecho utilizando ramitas y hojas.

Este material lo transportan al nido entre las plumas del cuerpo. Algo bastante curioso es que las hembras pierden (o se arrancan) parte de las plumas del pecho justo antes de hacer la puesta.

Estas plumas son añadidas al nido y ninguna otra especie de agapornis tiene esta costumbre.

Ponen entre tres y seis huevos, uno cada dos días. Después del período de incubación de casi 25 días los polluelos nacen con plumón blanco para cambiarlo posteriormente a gris.

Una vez emplumados, alrededor de cincuenta días, los polluelos se parecen a la madre. Las plumas de debajo del ala pueden utilizarse a una edad temprana para determinar el sexo del pájaro. En los machos son negras mientras que en las hembras son verdosas.

A veces los machos jóvenes tienen algunas plumas rojas en la cara cuando salen del nido pero tardan unos nueve meses en obtener el color definitivo.


El Agapornis taranta es maduro a los dos años de edad. Se alimenta de semillas, bayas y frutas. Tienen debilidad por los higos maduros.


Crían bastante bien en cautividad aunque no son tan prolíficos como los roseicollis, los fischeri o los personatus.

Algunas parejas crían mientras que otras no lo hacen aunque tenga los mismos cuidados.

 Utiliza un aviario pequeño o una jaula grande por pareja ya que esta especie no cría en colonia.

 Las hembras son muy agresivas en época de cría y pueden matar incluso a pájaros más grandes.

 Se les pueden proporcionar ramas frescas de sauce como material de nidificación, pero no todos los pájaros las utilizan. Algunas hembras se contentan con unos pocos trozos de madera podrida mientras que otras no utilizan nada.

 Los polluelos recién nacidos suelen morir a los pocos días y no se ha encontrado la causa ni la solución para ello.

Los taranta se pueden mantener en el exterior todo el año (en Europa) si se les proporciona un refugio frío. Es preferible ponerles una caja nido para que se posen.


Han aparecido algunas mutaciones en esta especie, una de ellas es la llamada factor oscuro.

Durante varios años hemos tenido ancestrales, verdes oscuros (un factor de oscuridad) y verdes olivas ( dos factores de oscuridad), pero recientemente alguien ha tenido éxito en obtener tarantas fallow.

Estas mutaciones están aún en su primera fase de desarrollo y los pájaros carecen de estamina. Sin duda alguna veremos y escucharemos en el futuro muchas más cosas sobre estos pájaros.

 

 




 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=